En esta PANTALLA encontrarás ALGUNAS ENTRADAS. Abajo del todo, CLIQUÉA "Entradas antiguas" y encontrarás más.

CUANDO COMEMOS CARNE O PESCADO...SOMOS PARTE DE ESTO

Hace poco, no recuerdo si la cadena de televisión SEXTA o CUATRO, emitió un programa, 'La Caja',  en el que intentaron ridiculizar y poner en evidencia el modo de vida vegano, vegetariano. La incultura y prejuicios sobre el tema se hicieron patentes nada más comenzar a 'enfrentarse' con una serie de personas que han elegido esta manera de alimentarse. Seguro que la cadena de tv tuvo que editar cuidadosamente las imágenes que eligieron emitir, y que aún así, no pudieron evitar dejar muy bien parado al famoso presentador, elegido para conducir el programa.

 Si tuviésemos que matar a los animales que comemos y no nos limitásemos a coger sus filetes, pechugas o solomillos perfectamente 'limpios', fileteados y empaquetados de las estanterías de un supermercado...o a comerlos ya cocinados en un plato de cualquier fancy restaurant, o a engullir su triturada carne en una hamburguesa de Mc Donalls (que además te vende carne de pésima calidad)...ni tú, ni yo...comeríamos animales para vivir

No somos una especie CARNÍVORA. Es sólo un negocio más que hacen contigo; conmigo; como el de hacerte beber leche desde que naces hasta que mueres (además de ser una incongruencia -ningún mamífero bebe leche que no séa la materna y en los primeros meses de vida-, la leche, entre otras 'bondades', no sólo NO calcifica los huesos, si no que los descalcifica. Si, si; investiga).

Si fueses carnívoro, cuando vieses un ternero dando brincos por una pradera, tu cerebro enviaría una señal a tu aparato digestivo para que activara el mecanismo de salivación, que activaría la segregación de los ácidos estomacales para el inminente banquete.
Tus instintos no podrían dejarte en paz hasta que te lo comiéses. Pero lo que realmente sucede en tu cerebro de persona; de ser humano, es todo lo contrario...se desata un sentimiento de ternura y protección; quieres acariciarlo, ponerte a jugar con él; no, matarlo, abrirlo en canal y devorarlo ahí mismo.

Si fueses carnívoro no necesitarías cocinar la carne; ni para ablandarla, ni para que te supiese mejor: te gustaría cruda, recién matada, llena de nervios y sangre. Pero si la comieses  en esas condiciones...vomitarías nada más meterte el primer trozo en la boca. ¡Qué digo! nada más verla de lejos u olerla.

  Además...tu cuerpo, no está diseñado para digerir carne. Tu dentadura está  diseñada para seccionar, cortar y triturar todo tipo de: semillas, granos, frutas y vegetales; y ya está. Nuestra dentadura no se parece en nada a la de un carnívoro ¿ o no te das cuenta?. Véase la del gato, por ejemplo; hiena, león, etc. Esas dentaduras sí que están diseñadas para seccionar, desgarrar y procesar fibras musculares.

Con tu intestino pasa lo mismo. Es muy largo (8-9 metros) porque es necesario; ya que la digestión de los vegetales es muy lenta.
Pero la carne se digiere en muy poco tiempo; por eso el intestino de los carnívoros es muy corto . Pero cuando la carne es ingerida por una persona, enseguida se digiere y produce desechos, que hasta que son excretados continúan descomponiéndose a lo largo del largo intestino, intoxicando y envenenando nuestro organismo, que va absorbiendo y 'alimentándose' con todos estos desechos. ¿Te suena el Cáncer de Colon? ;-) ¿te suena el CANCER en general?

Hay muchos que no quieren siquiera conocer lo de más abajo, para seguir consumiendo sus estupendos filetes y solomillos de ternera, chuletas de cerdo...sin tener, ni sentir ningún remordimiento por ello; y aceptan que el trabajo sucio, lo hagan los demás con tal de echarse un filete a la boca; al fin y al cabo, según dicen, otros animales matan animales para alimentarse ¿verdad? y el humano ha matado siempre animales para vivir...claro. ¡¡¡Mmmmmm...qué rico!!!

Que no eres carnívoro, no lo digo yo...lo dice la forma en que está fabricado tu cuerpo.

Mira, acabo de encontrar esto en internet (no lo había leido antes de escribir esta entrada):


CARNÍVORO
HERBÍVORO
SER HUMANO
Tiene garras
No tiene garras
No tiene garras
Sin poros en la piel, transpira por la lengua para refrescar la piel.
Transpira por millones de poros en la piel.
Transpira por millones de poros en la piel.
No suda.
Suda mucho.
Suda mucho.
Los dientes frontales son afilados y puntiagudos para desgarrar la carne.
Los dientes frontales no tienen filo ni son puntiagudos.
Los dientes frontales no tienen filo ni son puntiagudos.
No tiene molares lisos.
Los molares son chatos para moler el alimento.
Los molares son chatos para moler el alimento.
Tiene glándulas salivales pequeñas. Suficientes para su tipo de alimentación.
Las glándulas salivales están bien desarrolladas para digerir frutas y verduras.
Las glándulas salivales están bien desarrolladas para digerir frutas y verduras.
Tiene saliva ácida, no posee Ptialina.
Tiene saliva alcalina y abundante Ptialina para digerir cereales.
Tiene saliva alcalina y abundante Ptialina para digerir cereales.
Su estómago segrega ácido clorhídrico muy concentrado para digerir cartílagos, nervios, músculos, etc.
El ácido clorhídirco de su estómago es 20 veces menos concentrado que el de los carnívoros.
El ácido clorhídirco de su estómago es 20 veces menos concentrado que el de los carnívoros.
No mastica, devora pedazos.
Mastica.
Mastica.
Tiene intestino corto. Tres veces el largo de su cuerpo, para facilitar la salida de la carne, que se descompone rápido.
Su intestino es largo, 10 veces la medida del cuerpo. Los cereales y frutas tardan mucho más en descomponerse.
Su intestino es largo, 12 veces la medida del cuerpo. Los cereales y frutas tardan mucho más en descomponerse.
Tiene materia fecal escasa y fétida.
Su materia fecal es voluminosa y no fétida.
Su materia fecal es voluminosa y no fétida.
Evacua entre las 2 a 4 horas de comer.
Evacua entre las 4 a 8 horas de comer, cuando no en mucho más.
Evacua entre las 4 a 8 horas de comer, cuando no en mucho más.
Tiene mucha tolerancia al ácido úrico, la urea.
No tiene tolerancia al ácido úrico y la urea.
No tiene tolerancia al ácido úrico y la urea.


"Como podemos ver existen grandes diferencias orgánicas entre un consumidor de carne, un herbívoro y el hombre.
El intestino de los animales carnívoros es más corto porque permite una rápida evacuación de la carne, que se digiere muy rápido, evitando así la putrefacción. Si observamos, veremos que los perros evacuan prácticamente apenas terminan de comer. En el hombre, la carne que permanece tantas horas dentro de sus órganos internos, comienza a descomponerse, aumentando considerablemente la temperatura corporal interna, ya que no es una nevera, por lo que en ese lapso se originan toxinas que a la larga van deteriorando el organismo.

El animal carnívoro tiene dientes alargados y puntiagudos para cazar a sus presas. Pero no necesita los molares  porque no mastica, ya que la carne no es digerida casi en la boca sino en el estómago y los intestinos.
Quienes se alimentan de granos y vegetales, tienen en la boca una enzima que predigiere los almidones, de ahí la importancia de una buena masticación. Las frutas, verduras y granos deben ser bien masticados e insaliva
dos para su correcta digestión.
Como las frutas, verduras y granos tardan muchísimo más en descomponerse, al hombre le ha sido dado un intestino muy largo.
Otro factor que nos reafirma que el hombre no es carnívoro, es el hecho de que debe cocinar la carne para comerla y condimentarla para darle sabor. El animal carnívoro se come a su presa tal cual la caza.
En general el hombre come su ración de carne, sin cuestionarse absolutamente nada. No siempre sería capaz de comerla si fuera testigo de la matanza del animal.

Para finalizar les contaré un hecho de la vida de Pitágoras. Este se alimentaba de pan y miel por las mañanas y con vegetales por la tarde. Muchas veces les pagaba a los pescadores para que devolvieran los pescados al agua y una vez dijo:
"Oh compañeros, no den a sus cuerpos comidas pecaminosas. Tenemos maíz, manzanas, uvas que doblan las ramas con su peso. Existen hierbas dulces y vegetales que pueden ser cocinados y suavizados con el fuego, y a ustedes no se les raciona ni la leche ni la miel. La tierra nos da una inmensa cantidad de riquezas de inocentes alimentos y nos ofrece banquetes que no involucran derramamientos de sangre ni matanzas. Sólo las bestias satisfacen su hambre con carne y ni siquiera todas ellas."

                                                    ----------------------------------------


Han pasado unos meses desde que ví este vídeo por primera vez. Mi consumo de carne, ha disminuido en un ¿80%? y no en el 100%, porque todavía sigo comiendo algo de pavo y pollo...y boquerones en vinagre.

El otro día, al desenvolver un filete crudo de ternera que estaba en el congelador, me dieron arcadas; lo fuí a tirar a la basura pero al final lo freí. Comencé a comerlo pero...lo tiré.

A mi me ha cambiado en algo, y si tú lo acabas viendo, seguro que también lo hará. Pásalo a tu gente para que tengan esa visión que ahora desconocen.

Hay muchos alimentos suculentos para tener una alimentación sana y plena en la Naturaleza que no necesitan ser torturados, acuchilados, desangrados, descuartizados, despellejados...vílmente asesinados, para nuestro capricho culinario, en el que todos hemos nacido y manipuladamente educados.

Esto... no puede seguir así