En esta PANTALLA encontrarás ALGUNAS ENTRADAS. Abajo del todo, CLIQUÉA "Entradas antiguas" y encontrarás más.

Cómo defenderse de los ATAQUES VERBALES (1)

(Partes de este texto han sido extraidos del libro: "Cómo Defenderse de los Ataques Verbales" de Barbara Berckhan)

El trato desconsiderado entre la gente se propaga como una epidemia de gripe. Estas situaciones de ataques verbales, se producen con tanta frecuencia en la sociedad actual, que ya los consideramos habituales.
Esta entrada nace gracias a la petición de una seguidora del blog; espero que te sea de utilidad.

Generalmente las personas que actúan con violencia verbal hacia otras, están siendo tratadas de forma poco considerada en algún aspecto de su vida, y le dan 'salida' a su frustración, atacando a los demás en cualquiera de las formas que conocemos, y cómo no: con insultos y frases humillantes, generalmente delante de otros, etc.

Este tipo de personas busca para saciar su sed de venganza (si a ellos les va mal, van a hacer lo imposible para que a los demás también les suceda lo mismo)... a presas fáciles que no le van a oponer ninguna resistencia; es decir, a buenas personas, que no se meten con nadie...y que en algunos casos puedan mostrar signos evidentes de falta de autoestima, en sus formas habituales de relacionarse con los demás (tono de voz, postura al sentarse, forma de caminar, etc).
En otras palabras, un lobo, o una loba...va a buscar a tiernas ovejitas para asustarlas, y devorarlas a su antojo (primer consejo: deja de ser vista como una oveja).

En mi adolescencia, y porque particularmente desarrollé físicamente mucho más tarde que mis compañeros de clase, pasé a ser una de estas personas; de las buenas, claro; y tuve que aprender rápido a defenderme de este tipo de agresores que, dicho sea de paso, y con casi total seguridad, te vas a encontrar allá dónde vayas, siempre dispuestos a atacar a otros, para poder 'realizarse' como personas...bien.

Necesitamos de defensas para combatir los estados de ánimo de los demás, y asi evitar, que alguien de mal humor, nos contagíe fácilmente su cólera (y eso es muy fácil, ¿verdad?).

La autodefensa comienza siempre con una declaración de independencia: "NO PERMITO QUE MI ESTADO DE ÁNIMO, DEPENDA DE LOS DEMÁS". Eso, te va a costar al principio, porque no estás acostumbrada a ello, pero con el tiempo, los resultados son estupendos, ya lo verás.

Siempre que nuestro humor y nuestros sentimientos dependan del trato que nos dan otras personas, nos encontraremos atrapados como un pez que ha mordido un anzuelo: en el momento en que alguien tira del hilo, empieza nuestro malestar. Hasta que no seamos capaces de mantener la calma y la cabeza fría, no seremos capaces de defendernos eficazmente.

Tu fuerza interior reside en la capacidad de no dejarte enredar con las rarezas de los demás. NO IMPORTA COMO LAS DEN...ERES TÚ QUIEN DECIDE COMO LAS TOMAS. Para ello es necesario aislarse interiormente. Y para ello, vamos a construir ahora mismo y para siempre que lo necesites: un Escudo Protector, como la primera técnica de autodefensa contra los imbéciles (que cada vez hay más).
NO se trata de momento de ignorar al atacante (que en otra técnica, asi será), porque si sólo le ignoras, pero dejas que penetren en ti sus provocaciones o insultos...de nada te servirá. Este escudo va a ser como tu mejor airbag

Cómo construir un escudo protector:  (en el momento en el que se produce la agresión)

1. Recuerda una situación en la que mantuviste la calma, a pesar de que ésta era violenta o irritante.
    Sumérgete de nuevo en ella, impregnándote de la sensación que los disgustos rebotan como una pelota de ping-pong.
2. Deja que te invada la situación de que puedes protegerte mediante una especie de escudo invisible 
    que levantas a tu alrededor.  
3. Imagina que a través de ese escudo puedes ver y oir,
como ocurre con los cristales blindados
    de las oficinas bancarias.
4. Elige una frase que te sirva de "música de fondo" para tu escudo protector. Incúlcate algo asi como:
    "Eso es cosa de los demás" o "Eso no va conmigo" o "Eso no me atañe".

¡Enhorabuena! ya lo tienes construido. Ahora tienes que aprender, como con todo, a manejarlo.
Levántalo mentalmente a una distancia adecuada. A través de él, puedes ver y oir todo lo que pasa a tu alrededor con gran precisión, sin dejar de estar perfectamente protegida. El humor y los estados de ánimo de los demás...ya no te afectan. Te encuentras tranquila y segura en tu propio espacio emocional y mental.

Desde esa posición (de control) eres capaz de reaccionar de forma amable, objetiva y calmada. El escudo protector te puede ayudar a superar conversaciones difíciles. Y además, te capacita para hablar con personas malintencionadas de forma tranquila y concentrada.

Bien, hasta aqui, la primera arma del que será nuestro personal arsenal de técnicas de defensa personal contra ataques verbales. Sé que no es lo que pedía esta seguidora, pero ya entraremos en harina en posteriores entradas del blog.  Técnicas más avanzadas (aunque sencillas) que necesitarán de este obligado 'cimiento' para poderse construir sobre él.

En el vídeo a continuación, que seguramente habrás visto ya en la televisión, imagina que todas las cosas que dice la voz en off (que intentan asustar al protagonista), son ofensas hacia tu persona...su reacción, sería una estupenda técnica de defensa personal contra el atacante...y por supuesto, no dejes de mirarle fijamente y con cierto sarcasmo a los ojos, jajaja ("quien ríe el último, ríe mejor")

¡Mucha suerte!... ¡y mucha más... inteligencia...!

Un fuerte abrazo